leishmaniasis1
PATOLOGÍAS
LEISHMANIASIS
leishmaniasis2


Sabido es que GUIPROVE es leída tanto por profesionales de la Medicina Veterinaria y legos en la materia, por ciudadanos de a pie y por funcionarios públicos, por habitantes del campo y de la ciudad y sabido es también que nuestras notas y reportajes son temas de conversación en ámbitos de diferentes niveles culturales y sociales. Es por ello que deseamos colaborar desde estas páginas que llegan de modo gratuito a las manos de miles de personas en todo el país con la nada fácil tarea de concientizar, llamar la atención pero sobre todo informar y advertir dando de este modo una amplia cobertura a temas tan sensibles y absolutamente relacionados como son la SALUD PÚBLICA, el BIENESTAR ANIMAL, la EDUCACIÓN y el RESPETO a NOSOTROS MISMOS al MEDIO AMBIENTE... en fin temas y términos harto conocidos, que podríamos ampliar de modo casi caprichoso si así nos lo propusiéramos, pero vayamos concretamente al tema de esta edición:
Con fecha 28 de febrero de 2011, leemos en EL LITORAL. com de Corrientes la siguiente noticia:
ASEGURAN QUE TODAVÍA NO HAY HUMANOS CON SÍNTOMAS SOSPECHOSOS. Agudizan controles en 4 barrios donde se detectó LEISMANIASIS. Los datos confirmados de leismaniasis canina en Corrientes son 18,en las próximas horas se darían a conocer los resultados de los análisis de otros 14 perros del barrio Madariaga que presentaron síntomas sospechosos. Más adelante leemos
“90.000 es el número estimado de perros callejeros en Corrientes.....”
A partir estas líneas estimados lectores deseamos hacer un alto en la lectura la que es sencillamente una letanía en las cifras estadísticas y detalles más o menos similares a tantos otros que solemos escuchar, leer o ver de todo el país.
Si nos tomamos el trabajo de pensar un poco esta realidad veremos que la ignorancia, el desprecio y la desidia, son los “goleadores” en este “partido”; juegan roles fundamentales y de manera absolutamente coordinada, una es consecuencia de la otra. En el mismo “partido” juegan en el equipo de la Buena Calidad de Vida, adversario del anterior, la educación, la información, la comunicación y el respeto, entre otros, con la única diferencia que el enemigo juega en equipo siempre y no de modo individual y autista.
Cuando hablamos de Bienestar Animal, también hablamos de Bienestar Humano (pertenecemos al Reino Animal) y por carácter transitivo cuando nos referimos a Salud Pública. GUIPROVE, como medio de comunicación quiere colaborar difundiendo temas que si los conocemos en su verdadera dimensión, seguramente no nos habrán de sorprender. Es por ello que ahora vamos a procurar brindar información sobre esta enfermedad ZOONOTICA, la LEISHMANIASIS SEPAMOS QUE:
LEISHMANIASIS, es una enfermedad zoonótica, es decir que se transmite al ser humano a través de los animales, causada por diferentes especies de protozoos, son estos organismos microscópicos que viven en ambientes húmedos o directamente en medios acuáticos salados o dulces.
Las manifestaciones clínicas de la enfermedad van desde ulceras cutáneas, hasta inflamaciones severas del hígado y del bazo, pudiendo incluso provocar la muerte. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) unos 12.000.000 de personas en 88 países del mundo padecen esta enfermedad. Su agente transmisor es el mosquito Lutzomyia (carachai) que se cría en malezas, hojarascas con mucha humedad y en la basura acumulada. Afecta a roedores, perros, y diversos mamíferos salvajes y se transmite al ser humano por los insectos hematófagos.
Las manifestaciones más comunes son las de la piel, las cutáneas, que pueden dejar lesiones permanentes.
La leishmaniasis visceral es mortal en la mayoría de los casos, si el enfermo no recibe adecuado tratamiento. Esta modalidad se manifiesta con fiebre prolongada, desgano entre otras y es imprescindible ver al médico.
Las manifestaciones más frecuentes en los perros son la perdida de pelo el las orejas y al rededor de los ojos, adelgazamiento, seborrea escamosa, lo urgente e importante ver al veterinario. Si cuidamos a nuestro animales, cuidamos a nuestros seres queridos y a nosotros mismos. Para prevenir y cuidar a nuestros animales, debemos ser TENEDORES RESPONSABLES y esto desde lo discursivo es muy lindo, y todos adherimos a la idea, puesto que sí, sabemos o al menos sospechamos de que se trata, pero lo que se declama de modo responsable, parece ser que en la práctica no es así tal y como leíamos al principio de la nota, esos 90.000 perros abandonados que en una sola provincia y no de las más pobladas, y que están a la deriva provocando problemas de toda índole, sanitarios y de seguridad. Por instinto el animal tiene que comer y lo hará a cualquier costo incluso el de su propia integridad, ni hablar de los desprevenidos chicos y no tan chicos que por allí caminan.
Ser CRIADORES RESPONSABLES saber que se cría, como y para qué. Este concepto no involucra solamente a los criadores y/o tenedores de animales de compañía sino también a los de producción, trabajo y deporte. El buen tratamiento y el respeto también influyen por ejemplo en la calidad de la carne que estamos comiendo, dudas serias al respecto no existen, ¿verdad? La prevención y el cuidado son la mejor manera de frenar el avance de todo tipo de enfermedades zoonóticas como la que hoy nos ocupa y obviamente de todas. Por supuesto la educación, el conocimiento y la consulta antes de toda decisión.
Es muy importante hablar entre los vecinos, con los hijos, con los educandos, para prevenir, conocer y valorar los verdaderos riesgos que pueden suscitarse, sin necesidad de entrar en pánico, ni obsesionarse, simplemente conocer y hacer lo adecuado. Prevenir es ir delante del problema, lo opuesto es desestimar, subestimar, e ignorar la seriedad de las cosas. Cuando aparecen casos extremos como la confirmación de leshmaniasis visceral humana en estos día de una persona en la localidad de Ituzaingó de la provincia de Corrientes, estamos corriendo detrás del problema, gastamos más tiempo y recursos y al problema no lo aislamos, no lo frenamos, tratamos de desalojarlo... es mucho pero mucho más conveniente, crear un ambiente en el cual los agentes que provocan la enfermedad, no puedan desarrollarse. Ese es el estado que a todos nos favorece, máxime con las cifras que sobre leshmaniasis existen.
Globalmente alrededor de 350.000.000 de personas están en riesgo de contraer la enfermedad. Cerca de 1.500.000 de niños y adultos desarrollan los síntomas cutáneos; 500.000, los viscerales y esta incidencia es mayor cuando se desarrollan con otras infecciones. Se asocia con la leshmaniasis la incapacidad de 2.500.000 personas y mueren anualmente no menos de 70.000 seres humanos.-


VOLVER AL MENU PRINCIPAL
 VOLVER A ESPACIO VETERINARIO